EL COLOR DE TU ROPA INTERIOR Y EL TIPO DE SEXO QUE QUIERES

Al principio de las relaciones, una bonita ropa interior puede ser determinante para intensificar la pasión, pero, no es menos cierto, que no importa mucho esto, ya que al empezar la relación, los encuentros íntimos son continuos y motivados únicamente por la pasión, el enamoramiento y la ilusión del placer. Por ello, sin  importar que se lleve puesto, de seguro durante los primeros meses, el sexo será protagonista sobre la cama, la encimera de la cocina, la mesa del comedor, el sofá, la bañera, el piso, el coche y cualquier lugar. Pero, ¿qué pasa cuando los meses se suceden y la pasión inicial pierde fuerza? Cuando la rutina apresa la relación sexual, los colores de la ropa íntima pueden formar parte de la seducción y renovar el deseo intenso de las primeras semanas. Los hombres no saben interpretar mucho estas señales, ya que la mayoría desconocen que los colores tienen significados y mensajes ocultos que está enviando su pareja. Llegado a este punto, deben conocer en qué estado se encuentra la mujer y que es lo que quiere en ese momento: amor y romanticismo, sexo delicado, sexo salvaje u otras cosas. Y es allí, donde el color de su ropa íntima habla por ella.

color de la lenceria

ROPA ÍNTIMA, COLOR Y SEXO

La lencería tiene hermosos diseños, que influyen de manera determinante en los deseos sexuales de un hombre. Pero, el color de esas piezas debe entenderse en su mensaje oculto y conocer que quiere una hembra según el color de sus bragas, sujetadores y ligueros.

  • El rojo. Esta es una mujer que no está en el momento de los cuentos de hadas. No está pensando en el príncipe azul. Simplemente, está diciendo que quiere sexo y sexo del bueno, apasionado y salvaje.
  • El negro. Le está indicando que llegó el momento de cambiar, de traer cosas y prácticas nuevas a la intimidad de la alcoba. Quiere experimentar y está dispuesta a complacer todos tus deseos.
  • El blanco. Indica que aún hay cosas que debes descubrir en ella y enseñarle. Que tiene deseos ocultos pero que no se atreve a revelarlos por inocencia y pudor.
  • El amarillo. La mujer quiere que la amen, que en la intimidad se le dé cariñoso y  mucho amor, ya que considera que la relación es valiosa y llena de sentimientos.